lunes, 25 de septiembre de 2017

El Mundo Marcha Como Debiera





--Somos lo que somos por haber matado al otro para sobrevivir y compartir los alimentos. Con la voz nos aproximamos a las aves pero con la actitud, a los felinos...

--¿Quien lo dijo?

--Lo primero Mircea Eliade y lo segundo Ikram Antaki. Ahora bien, considero que estamos como estamos por el poder y las consecuencias de nuestras palabras pero pensamos como no actuamos por la simulación que ejercemos sobre ellas cuando torcemos sus significantes.

--Es muy triste lo que nos sucede...

--El mundo marcha como debiera, guarda tus consideraciones para cuando ya nadie te escuche...

--Deberíamos hacer algo, informarle a la gente que viven en el error y...

--Momento ¿por qué deberíamos hacer algo así...? ¿Quién te crees tú como para decirle a la gente lo que tiene que hacer o saber, desconoces acaso el sagrado derecho que tiene la gente de vivir en el error? ¿Y cuando les quites sus creencias, qué rituales les vas a dar a cambio? Actúas como un amoroso suicida, como un ingenuo libertino que no escucha a su dios...

--Nietzsche dijo que Dios ha muerto...

--¿Y le creíste...? Nietzsche estaba provocando ¿qué no ves que necesitaba eco como leña para alimentar a su hoguera mental? Lo que menos le importaba era que lo entendieran, buscaba que lo escucharan... porque la palabra transfigura al mundo.

--Por eso, insisto, hay que decirle a la gente que creer no es crear sino simplemente creer...

--Entonces el mundo no marcharía como debe y tendrías el compromiso de ajustar sin simulaciones los huecos existenciales de quienes te escucharan, estarías en dificultades técnicas... no me veas así, sabes bien que te dejaría solo...

--... bueno... y... ¿si se los dice usted?

--Buscamos la luz, amamos a las estrellas, queremos iluminarnos, tener acceso a lo divino, comulgar con lo sagrado, sin embargo… la luz está envuelta principalmente de vacío y ocasionalmente la acompañan lo insondable y lo intangible…
-- Maestro… ¿qué debo hacer?
--Cuando escudriñes la luz entre el follaje cuida de no tropezar con los destellos... podrían desdibujar tu camino...

-- Y... si resguardo una lluvia en mi boca...

--Podrás negociar con el silencio pero no con las estrellas

--No entiendo...

--La Luna será tan blanca como un sol en el desierto, entonces quizá descubras que quienes procuran iluminarse sin reconocer a sus sombras... terminan por cegarse en el intento...

Tiempo después, el aprendiz descubrió al silencio sentado entre la luz celeste y su fuego interno, brindó un incienso a su soledad, la acarició amorosamente y le susurró al oído: “ahora entiendo que eres mi única y real compañera” pero no recibió respuesta... esa noche, la soledad venía acompañada de la impermanencia.

Perdió cabello y también el impulso de dar respuesta a cada interrogante. Sentado junto a su maestro, observó las motas de polvo suspendidas en el filo de un rayo de luz que ingresaba detrás de las cortinas. El gato de la vecina pasó maullando y, al saberse ignorado, saltó hacia la ventana y desapareció detrás de los rosales.

--Ahora que lograste eliminar al vicio de responder a cada estímulo, que dejaste de otorgarle una respuesta divina a cada coincidencia y que reconociste la inmensidad del universo concentrada en la percepción de la impermanencia… responde: ¿por qué los gatos maúllan como si tuvieran la intensión de causar lástima o provocar nuestra atención si en realidad son grandes cazadores y pueden fácilmente prescindir de los humanos para alimentarse por ellos mismos?

--Reconozco que deciden depender del alimento que les damos porque les resulta cómodo y les da seguridad, tiempo para retozar y cuando así lo desean, se apartan de nosotros para explorar como cazadores.

--Te detuviste en la forma y olvidaste al fondo.

-- …

--Reflexiona nuevamente… pueden alimentarse por su cuenta, son independientes, cuentan con grandes poderes de movilidad y resistencia, son astutos y se defienden muy bien delante a la adversidad, todo lo anterior, como te digo, es la forma; en el fondo, exigen que les otorguemos algo más que la atención… algo que no ubican en el ámbito de los gatos de manera permanente y que al descubrirlo en nosotros, los humanos, se apegan a nuestros cuerpos, a nuestros espacios… ¿qué es?

-- … mmmhhh… ¿Amor? ¿Caricias?

Correcto… de igual manera, quienes buscamos al conocimiento con la certeza de que nos adentraremos en un espacio de incertidumbre, relatividad e impermanencia, precisamos de las virtudes del gato, pero debemos estar atentos y reconocer que el poder sanador de las caricias y la plenitud que nos otorga el amor, si se solicitan como un gato que maúlla serpenteando entre las piernas, automáticamente descendemos al nivel del suelo, atendemos al instinto animal, dejamos de ver el vacío que envuelve a la luz y a las sombras que esculpen furtivamente a nuestros actos. Nos ofrecemos a la complacencia… amar es una entrega, cierto, pero también un entendimiento profundo que nos indica la conveniencia de no exigir ni tornar en nuestra propiedad la intención y la voluntad del otro… dentro de poco tiempo culminarás tu instrucción, te toca trascender la necesidad de ser amado, para ser visto…

Claudio Obregón Clairin

TEOTIHUACANOS ENTRE LOS MAYAS





En el Museo Maya de Cancún se exhibe un pendiente de jade con rostro teotihuacano. La factura es exquisita y destaca su diminuto tamaño por la dificultad de tallar el jade con otro trozo de jade, sirviéndose del polvo como abrasivo y friccionando por horas, semanas, meses hasta obtener las cavidades de su rostro y portarlo en el pecho. En las oquedades de sus ojos, le colocaron dos diminutos fragmentos que pudieran ser de obsidiana.

Como es costumbre en los museos del INAH, la cédula indica escuetamente que fue localizada en Dzibanché, Quintana Roo, la sitúa en el Clásico entre el s.III y s.VII y nada más. Es una pena que se guarden para sí mismos la valiosa información y no aporten más datos, como pudieran ser el contexto de su ubicación, si forma parte de un ajuar o es un objeto encontrado en una excavación doméstica para así contextualizar la presencia de un rostro teotihuacano en Dzibanché.

Resulta muy interesante que Tikal fue conquistada por Teotihuacan en 378 al igual que la ciudad de Waka (El Perú) y, durante décadas, se refirió la coronación de ahauob’ con el auspicio de Sijak K’ak, el general teotihuacano de nombre maya que conquistó el Petén para su jefe Buho Lanzadardos (el único dignatario teotihuacano que tenemos referencia de su nombre), 100 años después, se fundó la dinastía de Copan, Honduras, con la parafernalia religiosa teotihuacana refiriendo culto a la Serpiente Emplumada y a Tlaloc.

Reconocemos por los textos glíficos que Dzibanché fue el sitio desde dónde partió la dinastía “Kan” la cual se instaló en el s. VI en la portentosa ciudad de Calakmul. 520 es el año en el que Tuun K’ab Hix aparece como el primer ahau gobernante de la dinastía Kan en Calakmul (en este años Teotihuacan ya había sido abandonada según evidencian los estudios de C14 realizados en Xala por la maestra Linda Manzanilla). En 562, el ahau Testigo Cielo conquistó Tikal, iniciando un periodo de sumisión de Tikal a Calakmul, hasta que en 695, Jasaw Chan Kawil, tomó venganza conquistando Calakmul y ejecutó a su al ahau (rey): Yuknoon Yichaak K’ak.

La guerra que mantuvieron Tikal y Calakmul determinó el desarrollo, progreso y decadencia de otras Ciudades Estado. Así, por ejemplo, cuando con el auspicio de Calakmul, Toniná conquistó Tikal y eliminó a la línea patrilineal, surgió la primera Ixahau (reina maya), desconocemos su nombre y por ello fue llamada la Reina de Tikal. Ella, junto a un misterioso personaje nombrado Kalomte’ B’alam, gobernó con complicaciones y asedios constantes.

Por el contrario, cuando en 695 Calakmul fue conquistada por Tikal, en Yaxchilán, las relaciones políticas entre las “casas” locales y la familia real de Calakmul se distanciaron. Después de que murió el ahau Itzamanaaj B’alam III, hubo 10 años de un enigmático interregno en el que después surgió vencedor Pájaro Jaguar II quien era hijo de la Señora Cráneo --originaria de Calakmul--. Para su infortunio, al decaer el poder de Calakmul, la Señora Cráneo fue marginada de la escena política y religiosa de las Estelas que su esposo Itzamanaaj B’alam mandó esculpir. En ellas, ubicamos su predilección por su otra esposa Xk’ab’al Xooc, quien era originaria de una dinastía local y, el dintel 23, nos indica que además, era su tía… quizá por ello no se reconoce el nacimiento de un hijo de ambos… cuando Pájaro Jaguar IV llegó al poder, reescribió la historia, colocó a su madre --la Señora Cráneo--, en la escena política y la muestra realizando los mismos rituales y sangrías que ejecutaba su madrastra Xk’ab’al Xooc (aunque como es evidente, su padre nunca registró tales eventos).

El 5 de mayo de 752, Pájaro Jaguar IV celebró una de sus conquistas y registró en el dintel 41 la toma del prisionero Cráneo Enjoyado, en el registro, lo acompañó una de sus esposas de San José de Motul. El ahau Pájaro Jaguar IV porta un penacho con una imagen de Tlaloc… para esas fechas, Teotihuacan había sido abandonada. Lo trascendente es que 250 años después de la caída de la Ciudad de los Dioses, sus símbolos de poder influían aún en la ascensión de los ahauob’ (reyes mayas).


Estamos poco a poco uniendo cabos sueltos y valorando la importancia que tuvo Teotihuacan en el contexto maya, su presencia no es aislada sino considerada como fundacional y como vemos, su influencia está presente tanto en Tikal como en Calakmul y quizá su caída es lo que precipitó la guerra entre ambas potencias mayas. En este marco de referencia histórica, comprendemos de mejor manera la presencia de un militar teotihuacano en los murales de la zona arqueológica de Xelha.

Claudio Obregón Clairin

sábado, 19 de agosto de 2017

La Falsa Pirámide Social Maya




La fotografía que acompaña este artículo fue tomada en la Sala Maya del Museo Nacional de Antropología y muestra una errónea versión de la estructura social maya del periodo Clásico.

Ubicamos en la cima de la supuesta pirámide social maya al ahau (que significa el que grita, determina o habla), luego aparece un grupo de dignatarios y, en los estratos subsecuentes, se sugiere la presencia de comerciantes, artistas y funcionarios; en el fondo de la base piramidal, encontramos a los campesinos.

Provenientes en su mayoría de la Isla de Jaina, veamos con detenimiento a los personajes de la fotografía: entre los estratos sociales aparecen individuos que evidencian deformaciones, enfermedades y dolores, otros asumen características de animales y los guerreros están en todos los niveles. Las figuras exhibidas no encuadran con la propuesta museográfica porque los mayas no tuvieron una pirámide social como la que aquí se presenta.

 

Los mayas del Clásico fueron gobernados por un ahau que heredaba en línea patrilineal el poder, en un segundo estrato estaban los sahalob (nobles) quienes configuraban clanes o familias reales. Se trata precisamente de los individuos que habitaban los palacios situados alrededor de los Witzob (pirámides) y entre ellos se encontraban los artistas, los sabios, los comerciantes, los astrónomos y los matemáticos; los hombres de conocimiento, los guerreros de elite y quienes gestionaban la administración de las ciudades Estado.

El control de los reyes europeos sobre la vida de los nobles ocupaba todos los ámbitos, hasta el sexual. El célebre vocablo inglés, “fuck” se colocaba a la entrada de las casas inglesas para indicar que se contaba con el permiso real para las prácticas sexuales. Los reyes ingleses utilizaban la espada como una prolongación de su falo que colocaban en el hombro de sus súbditos para sellar su lealtad.  

En el Mundo Maya, los nobles (sahalob) eran leales, pero también podían disentir y fundar otra ciudad, en ocasiones se llevaban el glifo emblema y con este gesto, reclamaban para sí la liga divina con sus ancestros y con el linaje original.

Tal fue el caso de B´alaj Chan Kawil, quien hacia el año 648 y, a consecuencia de una lucha de intereses al interior de los sahalob (nobles) de Tikal, decidió exiliarse, fundó la ciudad de Dos Pilas y se alió con el ahau Yucnnom el Grande, de la ciudad de Calakmul quien fue un acérrimo enemigo de los ahuob de Tikal.

En el tablero 6 de Dos Pilas, B´alaj Chan Kawil afirma su derecho genealógico al título de Mutal (Tikal) y en otro pasaje fechado hacia el 648 se describe así mismo como “yawau” o “yahau” (vasallo) de Calakmul. Esta afrenta a Tikal por parte de B´alaj Chan Kawil, desencadenó varias guerras. Simon Martin y Nikolas Grube en “Crónica de los Reyes y Reinas Mayas” retoman las palabras de Stephen Houston quien comenta sobre estos hechos históricos: “Lo que siguió fue la “guerra civil” de Tikal, la narrativa de campaña más detallada del Clásico. En el primer acto, en 657, Calakmul atacó a Tikal expulsando a su ahau Nuun Ujol Chaak. Sin embargo, no hubo control duradero sobre la ciudad y los exiliados no pudieron regresar a su ciudad abiertamente. La guerra llegó a Petexbatún en 672, cuando Nuun Ujol Chaak logró tomar Dos Pilas, forzando a B´alaj Chan Kawil a una ignominiosa retirada. Su exilió de 5 años terminó en 677. Como su regreso se llevó a cabo el mismo día en que Calakmul obtuvo una posterior victoria sobre Tikal, su dependencia hacia el patrón resulta sumamente obvia. Tikal y Dos Pilas midieron fuerzas de nuevo en 679, esta vez con resultados muy distintos. Nuun Ujol Chaak fue derrotado y uno de sus lugartenientes, Nuun B´alam, fue tomado prisionero. A pesar de que Dos Pilas presenta esta victoria como la culminación de la guerra, ningún bando había alcanzado una satisfacción completa. Ninguna esperanza de Dos Pilas con respecto a destronar al linaje de Nuun Ujol Chaak fue satisfecha, mientras que el poderoso Tikal demostró su incapacidad para sofocar a su hermano desde el nacimiento”.  

La animadversión de B´alaj Chan Kawil contra Tikal continúo vigente y el 27 de agosto de 682, envió a su hija Ix Wak Chan a refundar una dinastía en la ciudad de El Naranjo, con la finalidad de limitar a Tikal del abastecimiento de obsidiana de las Montañas Mayas y cerrarle una vía comercial y de dominio territorial. Ix Wak Chan tomó para si las prerrogativas de los ahauob y se hizo retratar en monumentos, ejecutando rituales calendáricos e incluso participó en batallas de las que surgió victoriosa y fue esculpida pisoteando a cautivos a la usanza de un ahau guerrero. Igualmente, en Coba, hacia el 480, otra reina refundó una dinastía, se trata de la célebre reina de fuego Kalomté Ix Kawil Ahau I quien inauguró un Pitz ( Juego de Pelota) lo cual resulta trascendente ya que como vemos, en una sociedad agrícola-machista, las mujeres podían tener un lugar en equidad con los hombres de Poder, siempre y cuando se tratará de prolongar la línea dinástica a otras latitudes y, se llegó al extremo de permitir que las mujeres participaran en los rituales que dramatizaban los mitos fundadores en los que  los hombres normalmente fueron los protagonistas.

Reconocemos que los artistas como Aj Maxam de la ciudad de El Naranjo, formaban parte de las familias reales, de igual forma, los guerreros eran grupos de elite de los sahalob quienes realizaban guerras nocturnas de acecho en las que lo sustancial no era matar a sus enemigos sino capturarlos --así como a sus objetos de Poder como palanquines, escudos, pedernales y cetros Kawil--. Más tarde y en función de posiciones planetarias e intereses políticos, seleccionaban el día o la noche para ejecutar públicamente a sus cautivos. Los mayas del Clásico, más que sacrificios humanos, realizaron ejecuciones políticas.

El ahau era elegido con la aceptación de las familias reales que concertaban su ascenso y, en ocasiones, para afianzar o formalizar alianzas políticas, debía contraer matrimonio con mujeres de linajes de su ciudad y de otros reinos. Tal es el caso del ahau Pájaro Jaguar IV quien, para ascender al trono --después de un interregno de 10 años--, tuvo que mediar con intereses dentro y fuera de Yaxchilán. Después de un difícil camino al trono, Pájaro Jaguar IV otorgó dinteles a sus cuatro esposas para elevarlas al ámbito divino, mantener satisfechos los intereses de las familias reales que representaban y allanar el camino a su hijo Chel Te´Chan K´inich para que años después se convirtiera en el ahau Itzamanaaj B´alam III.

La arquitectura intimista que concentraba en el centro ceremonial templos, plazas, palacios reales, habitaciones para los nobles y la ausencia de construcciones habitacionales en mampostería para sectores sociales secundarios, al igual que la nula presencia de sectores medios en la administración, sumado a los eventos históricos antes reseñados, nos permite afirmar que la pirámide social maya por estratos intermedios que presenta esta fotografía, no es correcta y distorsiona la interpretación histórica de los mayas del Clásico.

En realidad, en la cima del Poder se encontraba el ahau o la ixahau, en un segundo nivel se ubicaban las familias reales que concentraban y gestionaban la administración, las artes, el conocimiento, las guerras y los rituales. En un estrato de base, se ubicaron los campesinos. Finalmente, y como preámbulo a futuras entregas sobre la sociedad maya, es importante señalar que entre los mayas históricos no existió la esclavitud formal ya que los seguidores de los ahauob estaban sometidos ideológicamente por una religión matemática y por mitos fundadores en los que los ahauob se relacionaban con la entidad divina del maíz.

Claudio Obregón Clairin    

lunes, 31 de julio de 2017

Conferencia “La Selva, Los Mayas y su Animalia Sagrada”



El próximo viernes 4 de agosto, a las 8 pm y en el Planetario Sayab de Playa del Carmen, dictaré la conferencia “La Selva, Los Mayas y su Animalia Sagrada”. Realizaremos un viaje imaginario a través de 2500 años de la historia, exploraremos la relación que mantuvieron los mayas históricos con la selva, relataremos cómo sus monumentales construcciones les dieron cohesión social y, el hecho de que las agrandaran, evidencia que experimentaron lo que nosotros llamamos “progreso”; sin embargo, hacia el año 300 a. C.  a consecuencia de una extrema sequía, la enorme ciudad de El Mirador declinó abruptamente; es posible que los mayas mismos fueran en parte responsables de aquella prolongada sequía a consecuencia de la deforestación de la selva que practicaron sistemáticamente para, en hogueras de leña verde, hacer polvo la piedra y mantener sus templos recubiertos de estuco y pintados de rojo. Lo cierto es que los mayas nunca más edificaron construcciones tan grandes como las de El Mirador.

Durante la ahaucracia, la Religión Maya tuvo la característica de ser matemática y poseer tintes chamánicos; los ciclos celestes asociados con los fenómenos de la selva, crearon una unidad que calendáricamente se constató y puntualmente se registró. Los animales sagrados fueron extensiones de las fuerzas sobrenaturales o del “alter ego” de los gobernantes; aparecieron en los mitos formadores y acompañaron a las familias reales para distinguirse entre ellas mismas y delante al mundo sobrenatural.

En la selva, los mayas históricos sublimaron su imaginario religioso de origen paleolítico chamánico y los ahauob retomaron los atributos del ancestral chamán para comunicarse con las “entidades divinas” que se manifestaban en forma de animales feroces, nocturnos o gráciles… negociaban con ellas su auxilio para salir victoriosos en las batallas.  

Reconoceremos a los animales de la selva que participaron en las tramas mitológicas mayas. Platicaremos de las sangrías ofertadas en papel amate por las mujeres nobles del Usumacinta y de cómo después de iniciar la combustión de la ofrenda, surgían serpientes de humo que se transformaban en Serpientes de Visión.  En el caso de los ahauob (reyes mayas): los jaguares, las águilas y los quetzales, se convertían en sus espíritus aliados, en sus wayob – naugales o co-esencias.

Los mayas históricos nos legaron el testimonio de su sabiduría y evidenciaron una gran habilidad para en condiciones de adversidad, dar vida a una “cultura original”. Recordemos que carecieron del uso práctico de la rueda y que desconocieron los metales duros, así que, golpeando, tallando y esculpiendo piedra sobre piedra, algunos pueblos mayas edificaron en la selva ciudades de 45 mil habitantes y se regodearon construyendo enormes templos y pesados palacios en localidades alejadas de los ríos, los lagos o los cenotes.

Esta ponencia forma parte del programa de difusión cultural “La Selva y los Mayas” que durante el mes de agosto se celebrará en el Planetario Sayab, de Playa del Carmen. La cita es este viernes 4 de agosto a las 8 pm en el auditorio principal del Planetario Sayab. “Compartamos la riqueza que nos pertenece a todos por igual”.

Claudio Obregón Clairin

Mi lista de blogs